Los cuerpos

Las cañas se alzaban ante el amenazadoras, una fina niebla las envolvía y les daba un aspecto imponente. Atrás los oficiales, sabia que lo vigilaban. Se sumergió en aquel mundo húmedo, su mano se movía y golpeaba sobre la caña a ras de tierra, su mano se movía, se alzaba y volvía a caer, mientras su cuerpo se doblaba, su mente se elevaba, se iba. Sus pensamientos ajenos a su cuerpo flotaban sobre el espacio. El no hacia otra cosa que pensar. Sus movimientos se fueron haciendo monótonos, su cuerpo se movía sin parar, era un robot, un automatismo, un cuerpo insertado en una plantación, mientras lejos muy lejos sus pensamientos buscaban su propio espacio, su propio mundo.

Anuncios

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s